Tema 08: LA CASA DEL APÓSTOL
Capítulo 04: DONES DEL HIJO
Serie: DONES ESPIRITUALES

Ministrando éstos al Señor, y ayunando, dijo el Espíritu Santo: Apartadme a Bernabé y a Saulo para la obra a que los he llamado (Hechos 13.2).

“En la casa apostólica se desarrollan grandes estrategias para avanzar el reino”

PRINCIPIOS
1- Los apóstoles edifican CASAS APOSTÓLICAS y albergan bajo su manto apostólico a otros ministerios a fin de ayudarles a edificar juntamente el edificio espiritual que somos llamados a levantar para el Señor de Señores y Rey de Reyes Jesucristo. En una casa apostólica se llevan a cabo cinco principales funciones. Engendran, forman, entrenan, envían y cuidan obras y obreros. En cada una de estas funciones observamos el trabajo de los verdaderos apóstoles que son llamados como peritos arquitectos.

2- en su FUNCIÓN APOSTÓLICA, estos peritos arquitectos desarrollan un trabajo muy importante con el Cuerpo de Cristo.

3- Los apóstoles edifican CASAS APOSTÓLICAS desde donde establecen el reino de Dios en la tierra. A través del profeta Isaías observamos el diseño de una casa apostólica (Isaías 54.2–3). En este pasaje tenemos seis símbolos proféticos de una casa apostólica que nos sirven para entender su función en el cuerpo de Cristo.

APLICACIÓN
Aunque los apóstoles, por lo común, tienen reglas en su casa, todos pasan por estos símbolos, es muy importante que el Cuerpo de Cristo les reconozca, acepte y permita que se desarrollen con total libertad para la extensión del reino. En la medida que los apóstoles desarrollen su labor ministerial, veremos peritos arquitectos desarrollando planes, estrategias, para que el reino avance con mayor fuerza.

DECLARACIÓN DE FE
Soy parte del Cuerpo de Cristo, estoy listo para apoyar la labor apostólica desde mi posición, voy a invertir lo que sea necesario para permitir que los apóstoles desarrollen su función y me esforzaré para honrarles, respetarles y ayudarles en lo que sea necesario. Amén!

ORACIÓN
Amado Señor Jesús, estoy muy agradecido por tu salvación tan grande, pero se que eso no es todo en el reino. Me tengo que esforzar para entrar en una nueva dimensión de gloria que me permita desarrollar mis talentos y capacidades para que el reino avance con mayor gloria. Amén!

Con amor… Dr. José Félix!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *