Tema 18: LA FUNCIÓN DEL EVANGELISTA
Capítulo 04: DONES DEL HIJO
Serie: DONES ESPIRITUALES

Pero tú sé sobrio en todo, soporta las aflicciones, haz obra de evangelista, cumple tu ministerio (2 Timoteo 4.5).

“El evangelista tiene el don para alcanzar almas para el reino por medio de señales y milagros”

PRINCIPIOS
1- Debemos tomar tiempo de conocer la labor de los EVANGELISTAS, es muy probable que el Señor desea depositar una unción sobre nuestras vidas para ser llenos de su gloria y hacer la labor de ganar almas para el reino. Aunque sabemos que el oficio del evangelista es un llamado por parte de nuestro Señor Jesucristo, todos somos llamados a salvar almas y trasladarlas de la potestad de las tinieblas al reino de su luz admirable (Colosenses 1.13).

Todos somos llamados a ser ministros de un nuevo pacto (2 Corintios 3.6), de tal forma que ganar almas es una responsabilidad enorme como ministros en el reino de nuestro Padre. Sin embargo, dentro de los cinco oficios de Efesios 4, el EVANGELISTA, es llamado con propósitos especiales y diferentes a los otros cuatro ministerios y el ganar almas como responsabilidad corporativa.

2- Tenemos dos claros ejemplos en la Biblia de este llamado de EVANGELISTA:

¡Cumple tu ministerio de evangelista! La NTV dice: ¡Lleva a cabo todo el ministerio que Dios te dio! El NT nos da luz para traer claridad al llamado al oficio del EVANGELISTA, conocer estas bases, nos ayudará a visualizarnos en este llamado, si es que al Señor le ha placido darnos el oficio.

3- El evangelista es uno de los DONES del HIJO para la IGLESIA (Efesios 4.11). Los cinco dones han sido dados por Dios para perfeccionar a los santos para la obra del ministerio, para la edificación del cuerpo de Cristo. El evangelista tiene “algo poderoso” que impartir a los santos para perfeccionar a los santos, para edificar la iglesia y hacerla productiva en todos sentidos. Cada uno de estos cinco oficios son dados al Cuerpo para cumplir este noble llamado de hacer milagros, maravillas, que lleven multitudes a los pies de Cristo.

4- Como evangelista, Felipe OPERÓ en lo DONES del evangelista haciendo señales (Hechos 8.5-8).

APLICACIÓN
El resultado de la labor del evangelista son almas, salvas y bautizadas. Pero cuando creyeron a Felipe, que anunciaba el evangelio del reino de Dios y el nombre de Jesucristo, se bautizaban hombres y mujeres (Hechos 8.12). Es aquí donde podemos ver que Dios tiene en sus manos nuestras vidas para usarnos como vasos de honra para trasladar las almas de la potestad de las tinieblas a la luz admirable de Cristo.

DECLARACIÓN DE FE
Hoy, como hijo de Dios, decido ponerme en manos de mi Padre que me use como a él le parezca y ser útil en sus benditas manos, y que su nombre sea glorificado a través de mi vida. Amén!

ORACIÓN
Dios maravilloso y buen Padre celestial, estoy listo para obedecer el llamado que hagas en mi vida. Ganar almas para el reino es responsabilidad de todos los hijos de Dios, así que a partir de hoy me convierto en un pescador de almas en este mundo y recibo el poder manifiesto del Espíritu para hacer milagros y maravillas en su bendito nombre. Amén!

Con amor… Dr. José Félix!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *